miércoles, 16 de octubre de 2013

Tercera IA

Tras la considerable decepción de la segunda IA y con el estrés que supuso por lo precipitado del viaje de C, decidimos que lo intentábamos una vez más por este método pero que si no funcionaba no queríamos probar una cuarta vez por mucho que nos lo recomendara el médico.

Con esa idea clara, iniciamos el tratamiento para la tercera IA. Otra vez mismo protocolo, otra vez viaje precipitado y otra vez y pese a haberlo advertido por enésima vez, esa sensación de que cuando me hicieron la transferencia de los cabezones yo ya había ovulado...


Lo único que cambiaba entre un intento y otro era el médico que nos trataba. A nuestro médico "oficial" no lo volvimos a ver (si no recuerdo mal) hasta esta tercera IA, y solo para decirle claramente que no queríamos una cuarta IA. Estuvo de acuerdo y mando a su colega (a la que habíamos visto más a menudo que a él) que nos explicara como sería una posible FIV. Nos dieron toda la información y nos dijeron que si esta IA no funcionaba no hacia falta que esperáramos para una FIV. Para ellos bastaba que pasara la regla que anunciaría que la tercera IA no había funcionado y que unos días después ya podría empezar con las banderillas para esa primera FIV. Nos extrañó mucho, pero de nuevo pensamos que los expertos eran ellos, pero a esas alturas ya ni yo misma confiaba en ellos...


En el último control ecográfico en el que ya estaba C conmigo, notamos que la doctora ponía un poco cara de sorpresa... creo que se dio cuenta de que iba a ovular antes de lo que ellos habían previsto, pero no nos dijo nada. Me dijo que esa misma noche ya me pinchara el Ovitrelle y que en dos días transferencia. 


Nos volvimos a Francia y esperamos el resultado. Como en las anteriores ocasiones el día de la beta ya teníamos claro el resultado, porque otra vez la regla había hecho acto de presencia unos días antes. Otra decepción, pero ya menos y sobretodo, un punto de inflexión. 


Decidimos que no queríamos empezar con la FIV de manera tan inmediata como nos habían dicho en la clínica. Necesitábamos un descanso.



No hay comentarios:

Publicar un comentario